Cetorhinus maximus

El tiburón peregrino es el segundo tiburón más grande del mundo, sólo superado por el tiburón ballena y, además, es uno de los tres tiburones planctívoros. Tiene fama de tiburón “amable” entre los seres humanos a pesar de su tamaño y de la impresionante boca que posee.

Pertenece al orden Lamniformes, a la familia Cetorhinidae y al género Cetorhinus.

DESCRIPCIÓN
El aspecto más impresionante del tiburón peregrino es su boca, que abierta alcanza 1 metro de ancho. Posee un cuerpo cónico cubierto con una capa de moco, color gris o marrón en el dorso y blanco en el vientre. Sus aletas dorsales y pectorales son tan grandes que pueden llegar a medir 2 metros cada una y su cola presenta una forma de media luna.

Tiene un hocico cónico, grandes branquias y múltiples branquiespinas. Dentro de su boca tiene numerosos dientes pequeños y ganchudos. Su hígado representa aproximadamente el 25 por ciento del total de su peso corporal y es rico en escualeno, una sustancia que ayuda al tiburón a flotar.

Su peso oscila entre 3,000 y 6,000 kilogramos y su longitud está en torno a los 6.7 y 8.8 metros.

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT
El tiburón peregrino puede ser encontrado en todos los océanos del mundo pero tiene preferencia por las aguas por los mares subpolares y en general las aguas frías y templadas de las plataformas continentales. Recientemente se descubrió que cruza el ecuador y se adentra en aguas más cálidas.

Su hábitat varía de acuerdo con su comportamiento. En verano acude a las zonas costeras para alimentarse de abundantes copépodos, pero apenas inicia el invierno migra hacia áreas de aguas frías. Frecuentemente se le ve cerca de tierra firme y su cuerpo puede verse debajo de la superficie siguiendo concentraciones de plancton en la columna superior de agua.

Características del tiburón peregrino.

Tiburón peregrino – Cetorhinus maximus

ALIMENTACIÓN
Al igual que el tiburón ballena y el tiburón de boca ancha, Cetorhinus maximus basa su dieta en la ingesta de plancton y no en la carne, por lo que no es un depredador típico. Pero a diferencia de los otros dos, no parece buscar activamente el alimento ni utilizar los músculos de la cabeza para succionar el agua, sino que suele nadar con la boca abierta. Cuando el agua pasa por sus branquias, las branquiespinas de las hendiduras branquiales separan el plancton del agua. El tiburón cierra la boca y entonces bombea el agua a través de las branquias.

Para detectar su alimento, se guía mediante grandes bulbos olfativos. Este comedor pasivo tiene la capacidad de filtrar alrededor de 1,500-2,000 metros cúbicos de agua por hora con el objetivo de obtener cantidades suficientes de zooplancton, que incluye peces y crustáceos pequeños, larvas de animales invertebrados y huevos o larvas de peces.

Se alimenta cerca de la superficie oceánica, especialmente cuando el plancton es abundante. A pesar de que cuenta con cientos de pequeños dientes, no los utiliza cuando se alimenta.

COMPORTAMIENTO
Hasta ahora, el comportamiento del tiburón peregrino mantiene muchas incógnitas con excepción de algunos datos obtenidos con base en las observaciones. El mote de “peregrino” se le adjudicó al observar hábitos migratorios aunque sus movimientos estacionales no están muy claros. Una teoría expresa que prefiere alimentarse en aguas superficiales cuando hay abundancia de plancton en dicha columna de agua y además, aprovecha para arrojar sus branquiespinas. Éstas después se renuevan y vuelven a caer, conformando un proceso continuo de desecho y crecimiento.

Durante el invierno no hay avistamientos de tiburones peregrinos cerca de la superficie, por lo que se presume que migran hacia aguas más profundas del sur hasta el siguiente verano. Durante esta estación se ven muchos individuos en las costas de Islandia y del norte de Europa puesto que viajan ahí para aparearse.

El cuerpo robusto y los movimientos lentos del tiburón peregrino no son un impedimento para que salte fuera del agua para intentar despojarse de sus parásitos. También es un animal relativamente social pues en ocasiones forma pequeños grupos divididos de acuerdo con el sexo. No obstante, se han visto agrupaciones de hasta 100 miembros.

Como dato curioso, su nombre en inglés es “basking shark”, que puede traducirse como “tiburón que toma el sol” y le fue conferido por su hábito de nadar muy cerca de la superficie con la aleta dorsal fuera del agua.

HÁBITOS REPRODUCTIVOS
El tiburón peregrino es ovovivíparo y alcanza la madurez sexual cuando alcanza ciertas medidas; el macho puede reproducirse si ya mide 1.5-1.8 metros de longitud y la hembra llega a la madurez reproductiva cuando mide entre 4 y 5 metros de largo.

En cuanto al tipo de reproducción, se cree que es la ovoviviparidad. La fertilización es interna y los embriones se desarrollan dentro del cuerpo de la madre en un saco vitelino y sin conexión placentaria. Es muy probable que las crías no nacidas practiquen la oofagia.

Los investigadores aún no están seguros de la duración del período de gestación. La teoría más aceptada es que dura 1 año, pero que puede extenderse hasta los 2 o 3 años. Tampoco hay conocimiento certero del número de crías que nacen, pero una vez se encontró a una hembra preñada con 6 crías dentro, así que quizá el número no es muy grande. Una vez nacidos, los pequeños se alejan de la progenitora para comenzar a vivir por su cuenta.

El tiburón peregrino da a luz sólo 1 vez cada 2 o 4 años y su longevidad está estimada en 50 años.

AMENAZAS Y CONSERVACIÓN
La pesca de este tiburón ha sido muy frecuente desde hace varios siglos para obtener y comerciar la carne, el aceite, el hígado, el cartílago y las aletas. El aceite, el hígado y las aletas son especialmente codiciados hasta nuestros días y esto ha ocasionado tal problema de supervivencia en el tiburón que la Lista Roja de la UICN lo clasifica como especie “Vulnerable”.

Desde hace unos 20 años, las poblaciones se redujeron drásticamente y aún no se han recuperado. Afortunadamente, la situación puso en alerta a algunos países y la especie está ahora protegida en aguas territoriales de algunos países como Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda. Además, la pesca comercial está prohibida en muchas regiones.

STR11